Las Boquillas

 

En esta ocasión vamos a hablar de  la segunda pieza más importante de una pipa, la boquilla.

Esta  pieza que, desgraciadamente, a menudo sufre la negligencia de los fabricantes de este objeto de culto. Se aplica como un apéndice conflictivo, pero resulta esencial para el estilo del conjunto. Los fabricantes consideran este artículo como un modo de hacer economías, a pesar de ser el punto fijo crucial entre nuestros dientes que proporciona el ajuste correcto, además de un sentimiento de bienestar.  

Los artesanos tienden a ignorar este dispositivo, a pesar del hecho de que su conformación es crucial para tantos aspectos del placer de fumar.
La boquilla es la unión entre la pipa y su usuario. Se han probado todo tipo de materiales, desde hueso de albatros a cuerno, pero el avance definitivo no llegó hasta la colonización del Lejano Oriente, con la importación y transformación del caucho. Este material inició una nueva era en la cultura del fumar en pipa. Nuevo en aquel entonces, este material suave y elástico se adaptaba a cualquier dentadura, permitiendo sujetar la pipa entre las superficies afiladas, recortadas o curvadas de cualquier estructura dental. ¡Un descubrimiento realmente avanzado! Y que, por cierto, no ha sido superado hasta el día de hoy.  

Pero si excelente es el placer de la mordida de la boquilla de caucho nos encontramos con un problema de difícil solución: la oxidación. La luz provoca la temida capa gris verdosa, un fenómeno causado por la reacción del azufre contenido en el caucho con la luz solar o el oxígeno.

Todo amante de las pipas sabe lo pesado que es retirar a mano los depósitos causados por el azufre.  

pulido de boquillas

El nuevo material para boquillas denominado acrílico parece la solución ideal. Fue bajo el sol de Italia donde se probó este material y donde se le declaro apto, y los fabricantes de pipas italianos fueron los primeros en hacer aceptable este nuevo producto de la cultura del plástico. Acrílico es abreviatura de resina acrílica. Es un término que engloba polímeros de ácidos acrílicoso ácidos metacrílicos, además de sus esteres, amidas, etc. Concretamente, con referencia a las boquillas, se trata de los llamados acrílicos termoplásticos con una masa molecular de 1 millón o más. La masa molecular se define como las partículas mas pequeñas de compuestos químicos (consistentes en átomos. El calor o la luz hacen que las estructuras anulares escasamente moleculares de las moléculas se combinen con moléculas grandes para formar una nueva unidad molecular.    

Diversas boquillas acrílicas

Para ustedes, fumadores de pipa, es mucho más importante saber que los acrílicos tienen distintas calidades con diferentes propiedades. Al principio, las boquillas acrílicas no eran precisamente populares, ni siquiera entre los fumadores más curtidos, ya que parecía que estuvieran mordiendo cristal.
El bocado era grueso y curvo, los dientes del fumador parecían jugar a las canicas con ese material y muchos estaban preocupados por sus mandíbulas. Y no le faltaba razón: hay ortodoncistas que podrían citar algunos casos asombrosos y horripilantes. Pero todo esto cambió con los años, gracias a los fabricantes de productos italianos de calidad superior. Desde el mismo principio habían estado usando material mesetario de gran calidad, que obtenían principalmente de Rhöm y otros fabricantes igualmente preocupados por la calidad, caracterizados por una densidad más elástica del material, además de un polímero enteramente teñido de negro. Existe un dicho, 'Lo mejor es enemigo de lo bueno'. Incluso la empresa Macchi, el mayor fabricante italiano de boquillas prefabricadas, se vio obligada a producir un tipo de material ligeramente más elástico. Una sección oval Desdichadamente, su parecido con el cristal al morderlo no es el único defecto de este material tan fácil de mantener. También presentaba algunos problemas durante la fase final de fabricación. No tanto con las torneadas a mano, como las producidas por Castello o Ascrffi, pero sí en mayor medida entre las compañías que utilizan boquillas prefabricadas por Macchi para reducir costes.

Estas se montan principalmente en Italia, y a este respecto hay indicar que las boquillas Macchi están entre las de mejor calidad.

Volvamos a los defectos. En primer lugar, el canal que se taladra generalmente con un diámetro de 2mm hasta la salida del bocado. donde tiene únicamente la forma de una media luna, a pesar de que es una salida de humos esencial. Esto provoca dos problemas: primero, un flujo de aire insuficiente, debido a un diámetro excesivamente estrecho, aunque los que prefieren usar filtro no lo notan, ya que de todas formas tienen que chupar muy fuerte para vencer la resistencia a la succión opuesta por el filtro. En segundo lugar, el canal de evacuación no es cuneiforme, sino que únicamente descarga por un lugar. En consecuencia, el flujo de humo no puede extenderse en abanico por la cavidad bucofaríngea. En vez de eso, una neblina acre golpea la lengua en un solo punto. En tercer lugar, hay problemas con el limpiador, que se atasca frecuentemente ya que el canal es demasiado estrecho, especialmente en las pipas curvas. Hay una razón muy particular para que suceda esto con las curvas: la gama de temperatura en la que la estructura molecular cambia de dura a blanda está muy localizada, y la deformación se presenta bruscamente. Como resultado, el canal de evacuación del humo se deforma, adquiriendo una sección oval, y la altura del canal se reduce a menos de 2 mm. El cuarto aspecto negativo es el bocado, relativamente grueso, que obliga al fumador a, digamos, hacerlo girar en la boca, una acción bastante incómoda. En el caso de las boquillas industriales, esto no puede cambiarse, ya que el canal de 2 mm continúa hasta el final del bocado y el material se rompería si el bocado se nivelara hasta un máximo de 4,2 mm. Estos aspectos, sin embargo, se aplican solamente a las boquillas producidas en serie industrialmente. Debido a las propiedades del acrilato, las tallas manuales acrílicas mencionadas anteriormente pueden colocarse de manera similar a las boquillas de caucho, aunque las acrílicas en ningún momento consiguen la gran calidad de las de caucho.

El hecho de que los fabricantes de pipas daneses no empezaran a utilizar material acrílico hasta muy tarde (Stanweil, por ejemplo, sólo lo haría a partir de 1945) debería hacernos reflexionar. Dunhill aún no utiliza acrílicos.

 

Hemos tratado aquí de poner las ventajas y los inconvenientes de ambos productos el caucho y los acrílicos, pero usted que es el fumador, es el que debe elegir cual le gusta más con aquel que sus dientes se sienten mas cómodos. Si me permite mi opinión personal, yo no elijo entre ninguno de ellos tengo fantásticas pipas con boquillas de caucho y fantásticas pipas con boquillas acrílicas.......y creo que en las pipas como en casi todas las cosas en la variedad esta el gusto .

 

© Cercle Valencià de la Pipa 2004
Todos los derechos reservados