El Brezo

 

De todos los materiales con los que se pueden realizar pipas, el brezo es indiscutiblemente el mejor por sus cualidades de porosidad y muy baja combustibilidad.

Vamos a conocerlo un poco mejor. 

EL DESCUBRIMIENTO

Existen varias historias sobre como el brezo apareció en la vida de los pipafumadores.

La más curiosa de las historias habla de un noble que, a causa de una fuerte tormenta mientras cazaba, fue a refugiarse en un convento de monjes donde al poner una madera en la chimenea vio que no ardía con facilidad y pensó en la utilidad de dicha madera para hacer pipas. 

Las versiones más oficiales hablan de dos franceses, François Comoy propietario de una fabrica de pipas de arcilla en Saint-claude fundada en 1825 en la que al parecer su hijo Louis Comoy introdujo el brezo rondando el año 1848.

Y el otro al que se le atribuye el inicio de la fabricación de pipas de brezo es al también francés de la localidad de Cogolin, Ulysse Courrieu del que se piensa que comenzó a introducir las pipas de brezo sobre 1802.

De lo que no nos queda duda, es que fue en Francia donde se descubrieron las propiedades del brezo, que también crece en España, Grecia, Italia y algunos países del magreb.

 LA MADERA 

La erica arbórea, es un arbusto que crece sobretodo en la cuenca mediterránea en los suelos rocosos. De este arbusto únicamente  se utiliza para la confección de las pipas la raíz.

El tallo del brezo atraviesa un largo y complejo proceso antes de convertirse en una pipa.

Para que la raíz de brezo sea útil para realizar una pipa, es decir sea lo suficiente densa y porosa, tiene que tener al menos veinte años pero cuando más vieja tanto mejor. Hasta los años cincuenta del siglo pasado se podían encontrar pipas fabricadas con raíz de más de 200 años. En los setenta la cifra bajo a cien y actualmente es difícil conseguir pipas con mas de veinticinco o treinta años.

Algunos fabricantes incluso utilizan métodos para envejecer artificialmente el brezo.

El brezo, al contrario que otras maderas, no tiene anillos que aumentan con el paso de los años; sino que en el se forman líneas o vetas. cuanto más viejo y por ende más grande sea el árbol mayor veteado se produce y más se acercan las líneas entre sí. Este vetado es el que favorece la porosidad tan característica de esta raíz que aunque se carboniza no se quema con demasiada facilidad.

 

El PROCESO 

El proceso como es de esperar comienza en la selección de aquellos arbustos que a priori cumplen con los requisitos de tener una buena raíz, pero no obstante hasta arrancarla no sabremos si es así o no.

Una vez cortada la pilot se lava y se retira la parte que une con el árbol. Desde allí y cumpliendo unos requisitos que pasan porque no se pierda la humedad, lo que provocaría que se cuartease el brezo, se traslada al aserradero.

Pilots almacenadas

 

Allí es lavado y se corta para retirar aquellos trozos que no nos sirven. No es extraño que de una pilot de 7 kilos no se salven mas que unos pequeños trozos, pues la raíz a lo largo de toda su vida se ve sometida a agentes meteorológicos como la escasez o el exceso de lluvias y los rayos. Gusanos, piedras y la propia arena del suelo también afectan a la pilot. 

El siguiente paso es convertir la parte útil en piezas más pequeñas que ya nos van recordando las formas de la pipa estas piezas reciben el nombre de ebauchons.

Diversos Ebauchons

Después se hierve durante varias horas, incluso días para que el brezo pierda todos los taninos. Es curioso ver el color rojizo del caldo que queda tras el hervor.

Posteriormente los ebauchons se embodegan, proceso que no es otro que conseguir que el brezo se seque pero a la vez mantenga unas condiciones óptimas de temperatura y humedad que no quiebre o deforme la pieza.

En estas condiciones el brezo pasa de uno a varios años.

Una vez el brezo esta totalmente curado y en condiciones para hacer una pipa es nuevamente serrado siguiendo el dibujo de la veta.

Posteriormente se perfora la cámara del tabaco y se le da forma al caño  y la cazoleta mediante un torno.

A partir de aquí el resto del proceso para darle la forma a la pipa es totalmente artesanal.  

 

© Cercle Valencià de la Pipa 2004
Todos los derechos reservados